google-site-verification=HhqXowa86CbbP3OiJ8UW5KKUUYPNo6FSjR6SmjpEzoE

A la búsqueda de un futuro híbrido, responsable e innovador


Los huertos verticales son una gran opción para producir frutas y verduras en hogares, restaurantes o cerca de comunidades que no cuentan con terrenos aptos para la agricultura.

Este sistema que permite cultivar plantas hortícolas en una estructura vertical.

La empresa AeroFarms tomó rumbo hacia este nuevo estándar para una agricultura totalmente controlada. Desde el año 2004 producen verduras sin pesticidas, con luz artificial y cerca de los consumidores. Desafía las temporadas de cultivo tradicionales al permitir la agricultura local a escala comercial durante todo el año.

La empresa produce rúcula, berros y kale, que se comercializan bajo la marca Dream Greens en grupos de distribución como Whole Foods y ShopRite.

AeroFarms tiene el propósito de empezar a cultivar bayas y empezará a suministrar productos a Singapore Airlines, considerada la segunda mejor línea aérea del mundo, según The World Airline Awards y el noticiero digital The Business Insider.

Actualmente poseen granjas en desarrollo en varios puntos de Estados Unidos, así como en los cuatro continentes y distribuye a almacenes locales que estén a un radio de 80 kilómetros de sus instalaciones. Recientemente, establecieron su novena granja vertical interior, las más grande del planeta, en Newark, Nueva Jersey, donde también se encuentra la nueva sede mundial.

Un huerto vertical también es una opción más para el ahorro de agua gracias a la tecnología, que permite instalar y programar un sistema de riego por goteo. De esta manera, únicamente se hace uso de agua necesaria para el cultivo.

La tendencia de la agricultura vertical en el interior se va extendiendo a lo largo del mundo

  • A principios del 2019, AgroUrbana comenzó operaciones en Santiago de Chile.

  • Hace un par de meses, Ocado, la cadena británica de supermercados online, anunció que invertiría 18,45 millones de euros en cultivos de interior.

  • Al cierre de 2019, Intelligent Growth Solutions, compañía escocesa de tecnología de granjas verticales, ha captado 5,9 millones de euros.

  • En California, Plenty cuenta con el apoyo de la marca japonesa SoftBank, Innovation Endeavors, propiedad del expresidente de Google así como del fundador de Amazon, que han elevado su valor a 500 millones de dólares.

La compañía, junto con su inversionista GRS Ventures, diseñó su propio sistema de iluminación que ayuda a la fotosíntesis de las plantas.

Softbank y Google ya contemplan este negocio: la producción de verduras sin pesticidas, con luz artificial y cerca del consumidor.

De hecho, se espera que en Oriente Medio se promueva con más fuerza este sistema para beneficio de su población. Por ahora, Dubai, en alianza con Fly Emirates, está levantando el mayor huerto vertical del mundo, con más de 12.000 metros cuadrados.

El objetivo es recurrir a dicho huerto durante la Exposición Universal de Dubái de 2020, donde se servirán alrededor de 50 millones de comidas en 173 días. Para ello, se cultivarán productos sin pesticidas ni herbicidas y se prevé que el gasto en agua sea un 99% inferior a si se plantaran en el exterior.

Un motivo más para optar por los huertos verticales orgánicos se genera a partir de un informe oficial de la Unión Europea, donde se expone que la mitad de las frutas, verduras y cereales convencionales a la venta en tiendas y mercados europeos están contaminados con plaguicidas.

A pesar del reciente entusiasmo, las quiebras en el sector han estado presentes por el alto costo de las inversiones iniciales

  • FarmedHere (agricultura hidropónica vertical e interior, certificada orgánicamente en Bedford Park, IL.) protagonizó en el 2017 una de las quiebras más sonadas de los últimos años

  • Plantagon, en Suecia (con el mismo sistema), cesó sus operaciones a principios de este año.

Mientras tanto, en Kentucky, Jonathan Webb, fundador de AppHarvest, que construye el invernadero más grande en Estados Unidos, asegura haber optado por este tipo de negocio por los altos costes que supone operar en zonas urbanas. A esto se le contraponen 14.000 metros cuadrados del próximo huerto urbano orgánico y sustentable más grande del mundo, que será inaugurado durante la próxima primavera de 2020 en París, Francia.

Los alimentos más cultivados en un huerto vertical son: hortalizas, brotes, flores comestibles, hierbas aromáticas y frutas o verduras de dimensiones considerables.

Los cultivos verticales deberán ofrecer precios competitivos para atraer a los compradores y posicionarse en el mercado. Es una realidad que la agricultura convencional no está funcionando tan bien como solía hacerlo. Probablemente, ahora exista la posibilidad de trabajar de forma alterna: tierra, invernaderos convencionales y huertos verticales. Es momento de darle un poco de paz a la tierra.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • LinkedIn Küme-Chile
  • Facebook Küme-Chile
  • Twitter Küme-Chile

© 2020. Rodrigo Durand Cerda  & Küme-Chile Todos los Derechos Reservados.

Queda prohibido, salvo en los casos en que expresamente Küme- Chile lo autorice, establecer enlaces, hipervínculos o links, desde portales o sitios web de terceros a páginas web del sitio Küme-chile,